El Abono Orgánico

¿Qué significa hacer abono orgánico?

Hacer abono orgánico en su propio jardín es aprovechar los mismos principios que utiliza la naturaleza para descomponer el material orgánico. Nosotros simplemente tratamos de acelerar este proceso mediante la creación del medio ideal. El abono orgánico cuando está listo se parece a la tierra de sembrar. Es de un color café oscuro, se desmorona con facilidad y tiene el mismo aroma que el suelo de un bosque.

Si usted cuenta con un jardín y una combinación de materiales como hojas secas o paja, así como recortes de césped o zacate y sobras de comida, entonces tiene todo lo que necesita para hacer su propio abono orgánico.

Talleres para aprender a hacer abono

RecycleWorks ofrece talleres gratuitos para aprender a hacer abono. Las clases que ofrecemos en la actualidad se dictan en inglés, pero si usted tiene un grupo de personas interesadas en asistir a un taller dictado en español, puede llamarnos al 1-888-442-2666, o envíar un mensaje a info@RecycleWorks.org y dejarnos saber que están interesados. Para mayor información sobre los talleres ofrecidos en inglés haga clic aquí.

Forma de construir la pila de abono orgánico en su patio


Seleccione la ubicación

  • Lo mismo da que la pila esté expuesta al sol o a la sombra. Lo que hace que se caliente no es el sol sino los microbios.
  • Conviene que la pila esté cerca de una fuente de agua para que pueda humedecerla.
  • Construya la pila en una superficie nivelada, que desagüe bien, a una distancia no menor de dos pies de cualquier estructura.

Agregue material orgánico

  • En capas alternas, vaya colocando las hojas secas o paja y los restos de comida. Los materiales secos de color café (hojas y paja) son los que suplen el carbono; los materiales verdes y húmedos (el césped, o zacate, y los restos de comida) suplen el nitrógeno. Conviene utilizar 2 partes de material color café por cada parte de verde.
  • Picar o desmenuzar los materiales antes de colocarlos en la caja es una buena idea. Esto aumenta la superficie disponible para que los microbios efectúen la descomposición. En el caso de las ramitas, es mejor partirlas en pedacitos de 2 pulgadas o menos de largo antes de echarlas en la pila.
  • Para evitar atraer moscas y otras plagas, hay que cubrir completamente los restos de comida con varias pulgadas de materiales secos.
  • El volumen ideal de materiales para que una pila se descomponga con rapidez es una yarda cúbica (3 pies de largo por 3 pies de ancho por 3 pies de alto). Se puede empezar con menos, pero la pila no se descompondrá tan rápidamente.

Agregue agua

  • Agregue agua a medida que vaya construyendo la pila. De esta forma la humedad quedará distribuida en forma pareja a través de la pila.
  • Mantega la pila tan húmeda como una esponja bien retorcida. Para sobrevivir, los microbios requieren humedad, pero no mucha. Las pilas demasiado mojadas se aplastan, lo que dificulta el flujo de aire, demora todo el proceso y causa un olor desagradable. Si su pila está demasiado húmeda, dar vuelta a los materiales ayudará a secarlos.

Voltee la pila

Dar vuelta a la pila de vez en cuando ayuda a:

  • Separar los materiales compactados, reducir olores potenciales y añadir oxígeno.
  • Destruir organismos que puedan causar enfermedades indeseables, al exponerlos a las temperaturas más calientes del medio de la pila.
  • Para acelerar la descomposición, voltee la pila si la temperatura es menor de 100°F o mayor de 150°F. Las bacterias que convierten los desechos en abono con mayor rapidez prefieren temperatura entre los 105 y los 140°F. Inserte en el centro de la pila un termómetro para abono ("compost thermometer" en inglés), de los que se venden en tiendas de jardinería.

Métodos de hacer abono orgánico

Hay distintas formas de tornar desechos en abono.

Descomposición caliente y rápida. La forma más rápida de crear abono orgánico listo para usar es comenzar con un mínimo de 1 yarda cúbica de desechos compuestos por más o menos un 60 % de materia seca, color café, y un 40 % de materia verde y húmeda. Mantener la pila húmeda y añadir aire volteando o mezclando una o dos veces por semana. Esta es la mejor forma de controlar las semillas de malas hierbas (maleza) y los elementos patógenos, porque la pila subirá de calor.

Descomposición lenta y pasiva. Sólo tiene que seguir agregando desechos a su pila a medida que su hogar vaya generando más desechos verdes y más secos, hasta que la caja esté llena. Este método requiere un nivel bajo de intervención pero toma mucho más tiempo (un año, si no se la voltea) para producir el abono listo.

Qué cosas descomponer

Verdes y húmedos = buenas fuentes de nitrógeno. Entre los ejemplos de verde y húmedo se incluyen los recortes de césped o zacate, la borra y el filtro del café, fruta, verdura, cáscara de huevo, estiércol de animales herbívoros sanos (caballos, vacas, conejos), bolsitas de té, cabello, granos y plumas.

Color café o secos = buenas fuentes de carbono. Entre los ejemplos de los secos se incluyen las hojas muertas, la paja, aserrín de maderas no tratadas, periódicos, recortes leñosos del jardín, cartón delgado (cajas de cereal, platos y servilletas de papel), pasto seco, y cenizas de madera si la madera no estaba tratada.

Qué cosas evitar

Plantas enfermas. La enfermedad se puede diseminar si la pila no logra un calor alto.

Hierba mala con semillas o trocitos de raíz. Las semillas y las raíces pueden sobrevivir y germinar luego en su jardín o huerto si la pila de abono no alcanza un calor lo bastante alto para aniquilarlas.

Excrementos de gato o perro. Pueden acarrear parásitos y enfermedades que infecten a los seres humanos.

Productos químicos tóxicos (pesticidas, etc.). Causarían daño o mataran la flora beneficiosa presente en la tierra.

Carbón (preformado en briquetas). No se descompone en la pila de abono.

Grasas, aceites y manteca. Atraen animales e impiden que todo lo que cubran se descomponga.

Sobras de carnes, huesos y queso. Son lentos para descomponerse, huelen mal y atraen animales.

Troncos tratados. Contienen cantidades elevadas de productos químicos.

¿Ya está listo?

El abono orgánico está listo cuando el material de la pila ha adquirido un color café oscuro, tiene un aspecto y una textura sustanciosos y huele como el suelo del bosque. Si lo prefiere, puede usar una criba de tela de ferretería de 1/4" para filtrar cualquier material restante de mayor tamaño. Devuelva estas sobras a la pila o comience otra nueva aparte.

¿Cómo lo aprovecho?

  • Úselo para acondicionar la tierra. Ayuda a mantener el terreno arcilloso mejor aereado, y ayuda a que el terreno arenoso retenga mejor la humedad.
  • Utilícelo como capa de abono de cobertura.
  • Espárzalo alrededor de arbustos y árboles.
  • Úselo como mantillo (mulch).
  • Empléelo como tónico para plantas enfermizas.
  • Agréguelo a la mezcla de tierra para macetas. En general, una combinación de 1 parte de arena por 2 partes de abono orgánico cribado y 1 a 2 partes de tierra da buen resultado.

Ud. puede comprar una caja para hacer abono o llame al 1-888-442-2666 para más información.